DIARIO DE AVENTURAS: BARILOCHE – DÍA 15

READ ME IN ENGLISH

El día no tan esperado llegó. Creo que pospuse tanto esta última entrada de Bariloche 2015 porque todavía, luego de dos años, me niego a que termine.

Me negaba, porque con este último día de #diariodeaventuras S01, le doy un cierre a un viaje que marcó el inicio de una hermosa etapa en mi vida.

Nos levantamos no muy temprano, lo suficiente como para dejar la habitación del hotel en horario pero no mucho antes. El vuelo de regreso era a la noche, así que no había apuros, sólo intenciones de exprimir el día al máximo.

No íbamos a estar en el Cerro, así que ni bien salimos del hotel, nos fuimos a la parada del colectivo que nos llevaba al centro.

Almorzamos en Friends, un restaurant bastante peculiar que a mí me gustó (de hecho lo recomendé en este post) mientras miramos el partido de Los Pumas contra los All Blacks en Inglaterra. Áspero, sobre todo por haberlo visto en compañía de unos cuantos neozelandeses de interesante estatura jajaja

De ahí nos fuimos a dar unas vueltas por el centro, a pata y con las valijas a cuestas, en las subidas y bajadas de las calles de Bariloche.

El día estaba nublado y al rato empezó a lloviznar. Ya eran más o menos las cinco de la tarde así que nos fuimos a tomar el colectivo que nos llevaba al aeropuerto, pensábamos comprar unos regalos ahí y hacer tiempo hasta la hora de abordar.

Y eso hicimos; tomamos mates, compramos chocolates y tés sureños, vimos como llovía y nos pusimos me puse un tanto melancólica – yo, que soy el alma emocional de esta casa -.

DSC_0497

El vuelo para mí fue tranquilo, la realidad es que no recuerdo haber prestado mucha atención – como siempre que voy a las montañas, mi alma se me separa del cuerpo, o algo así -. El aterrizaje sí lo recuerdo turbulento, el clima estaba ventoso y el piloto trabajó un montón para poder encarrilar el avión, pero pudo 👏

Y bueno, llegamos. Nos esperaban mis suegros, que nos trajeron hasta casa cebándonos mates y charlándonos todo el camino.

Y así se terminó este ¿corto? pero gran viaje, que me dejó recuerdos que hasta hoy no olvidé, y que espero que haberlo plasmado acá me ayude a recordarlo toda la vida.

Este viaje fue la apertura de este blog y obvio que muy pronto voy a empezar con #diariodeaventuras S02, mi viaje a Bariloche del año pasado, además de otros tipos de posts como los que ya fueron viendo – y que pueden encontrar tanto navegando las categorías como la sección de archivo.

En fin, esto es todo por hoy.
Nos vemos la semana que viene – o en mi Instagram, donde posteo fotos todos los días -.

¡Besos!
Noe


ADVENTURE’S DIARIES: BARILOCHE – DAY 15

The not-so-expected day arrived. I think I postpone this last entry of Bariloche 2015 so much because, after two years, I still refuse to finish it.

I refused, because with this last day of #adventuresdiaries S01, I give an end to a trip that marked the beginning of a beautiful stage in my life.

We got up not so early, enough to leave the hotel room on schedule but not long before. The return flight was at night, so there were no hassles, just intentions to seize the day to the fullest.

We weren’t going to be at Cerro Catedral, so as soon as we left the hotel, we went to the bus stop to take the one that will take us to the city.

We had lunch at Friends, a peculiar restaurant that I loved (in fact I recommended it in this post) while watching the Los Pumas vs. All Blacks match. Rough, especially for having seen it in the company of a few New Zealanders of interesting stature hahaha

From there we walked around the city, with the suitcases on our backs, through the ascending and descending streets of Bariloche.

It was cloudy and then it began to drizzle. It was about five in the afternoon so we went to take the bus that took us to the airport, we wanted to buy some gifts there and hang out until the time to board.

And that we did; We took mates, bought chocolates and southern teas, watched the rain and we I got a little melancholic – Me, the emotional soul of this house -.

The flight for me was quiet, the truth is that I don’t remember paying much attention – as always, when I go to the mountains, my soul decides to stay there, or something like that. I do remember the landing a bit turbulent, the weather was windy and the pilot worked a lot to be able to put the airplane in line, but he could 👏
And well, we arrived. My inlaws were waiting for us, and they brought us home, chatting with us all the way.

And so ended this short? but great trip, which left me memories that until today I didn’t forget, and that I hope to remember all my life.

This trip was the opening of this blog and obviously very soon I will start with #adventuresdiaries S02, my trip to Bariloche last year, as well as other types of posts such as those already seen – and that you can find browsing categories or in the archive section.

Anyways, this is it for today.
See you next week – or on my Instagram, where I post photos every day -.

Kisses!
Noe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s